ELECCIÓN DEL ORDEN DE LOS APELLIDOS AL MOMENTO DE REGISTRAR UN NACIMIENTO EN EL DISTRITO FEDERAL

Caso de Familias Homoparentales

E S T A D O   D E L   A R T E

 

Es el hecho que los derechos de las familias homoparentales en México no han sido en su totalidad reconocidos hasta el momento, ya dentro del Distrito Federal, ya en las demás entidades del país. La reforma del artículo 146 del Código Civil para el Distrito Federal que abrió paso en diciembre de 2009 a las parejas del mismo sexo para que pudieran contraer nupcias, si bien sitúa en igualdad de circunstancias a las parejas heterosexuales y homosexuales, resulta insuficiente para la consecución de los derechos de las familias de los segundos, ya que, es precisamente la legislación secundaria y las autoridades a quienes regula, las que deben adaptar los programas y trámites de su competencia a las nuevas situaciones de hecho, debiendo contener y salvaguardar los derechos de estas familias ahora cobijadas por la legislación local[1].

 

Hoy en día los hijos de familias homoparentales que han sido concebidos por reproducción asistida, en su mayoría, han sido registrados como hijos de madres solteras, ya que antes no existía el derecho de ambas madres o padres para que sus hijos tuvieran los apellidos de ambas o ambos. 

 

En la Institución registral se realiza la invitación expresa a que estas familias acudan a al procedimiento judicial de adopción, que tiene una duración aproximada de dos años para estas familias, esto es violatorio de garantías, ya que las parejas podrían acceder a este derecho por un trámite administrativo que se realiza ante el Registro Civil denominado "Reconocimiento de hijos".

 

Es menester mencionar que, por el momento, el movimiento LGBTTTI ya ha conseguido realizar el trámite denominado “Reconocimiento de hijos” ante el Registro Civil para algunas de las familias homoparentales, lo cual, constituye un gran paso para que estas familias puedan realizar en un sencillo trámite de dos horas, lo que en el pasado constituiría un juicio de dos años. 

 

Sin embargo, con independencia de los logros obtenidos hasta el momento, persiste una violación a los Derechos Humanos. El Registro Civil interpreta que la madre que dio a luz es la "Mamá oficial" (segundo apellido) mientras que la segunda es un "Sustituto de papá" (primer apellido). Ello sería un simple conflicto de interpretación si no fuera porque en estas familias, hay ocasiones en las que la madre que no gestó el primer hijo, si lo hace para el segundo, entonces, el resultado es que los hijos de la misma familia tienen los apellidos invertidos, es decir, si estas familias se atienen a la interpretación reduccionista del Registro Civil, los hijos registrados con apellidos cruzados, rompen su filiación de hermanos.

 

Lo anterior, constituye un problema de vital importancia, no sólo para los derechos de las familias homoparentales o de la comunidad LGBTTTI sino, para los Derechos Humanos y el Derecho Civil en general, lo cual, se podría evitar si se consolida el derecho de apellido familiar para las familias homoparentales. 

 

Si el Registro Civil asegura a las familias homoparentales el acceso a un "Apellido familiar", se conseguirá evitar toda clase de obstáculos administrativos ante organismos, autoridades, instituciones educativas y de gobierno, etcétera; sin romper la filiación (parentesco legal) entre los menores y no teniendo así que demostrar a cada oportunidad la filiación de las madres legalmente. 

 

Por “Apellido familiar” debemos entender la posibilidad de elección de las parejas sobre el registro de su primer hijo con respecto del orden de los apellidos, es decir, que una vez que se decida el orden para el primer hijo o hija de la familia, este será el mismo para los hijos subsecuentes.

 

La parejas del mismo sexo ahora con descendencia tienen el derecho a no tener que luchar contra la invisibilidad institucional y discriminación de parte de autoridades por su conformación familiar[2] y en representación de sus hijos, por su inclusión y respeto a la identidad, a tener una familia con los mismos derechos que las otras, a su sano desarrollo psicosocial y a la no discriminación[3].

 

 

I M P O R T A N C I A  D E L    R E C O N O C I M I E N T O   D E L   D E R E C H O 

 A L  “ A P E L L I D O   F A M I L I A R ”

 

 

Esto es, con independencia del número de hijos que se tengan dentro de la familia o quien sea quien los geste, los apellidos serán los mismos para todos aquellos, evitando así futuras inconsistencias legales, resultado de que estos menores, estén registrados con los apellidos cruzados, lo que legalmente no los haría hermanos.

 

 

  1. Si no se consolida el derecho a un apellido familiar y se atiende a la interpretación del Registro Civil derivada del artículo 46, segundo párrafo del Reglamento del Registro Civil con relación al artículo 58 del CCDF,  que pretende establecer  (sin motivación clara y específica) que existe una relación jerárquica en los apellidos a los que las personas pueden acceder, donde el que prevalece es el apellido del padre[5], se viola el derecho humano a la identidad, en el cual, se vela por la libertad de asunción genérica a la que responde cada ser humano y con la cual se halla identificado y no, como el Registro Civil somete mediante esta argumentación insuficiente, obligar a una mujer, la no gestante en este caso, a ser socialmente entendida como “sustituto de padre”, obligando de esta manera a la sujeción de la mujer no gestante, en aras de su clasificación dentro del binomio social heteronormativo a violentar su propia identidad[6].

 

 

 

F U  N D A M E N T A C I Ó N

 

Para resolver la autorización del registro de los menores hijos de las familias citadas, al fondo son aplicables las disposiciones contenidas en los artículos 1 y 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los artículos 3, 16 y 22 de la Ley para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, los artículos 4, 7 y 8 de la Convención sobre los derechos del niño, del que México es parte y al que se somete esta Institución de conformidad al artículo 133 de nuestra Carta Magna, los artículos 360, 389 y 416 Ter. Del Código Civil vigente en el Distrito Federal, el Manual del Registro Civil del Distrito Federal, en su apartado de motivación, primer párrafo y demás correlativos y aplicables en los multicitados ordenamientos.

 

En este sentido, cabe el Director titular del Registro Civil tiene facultades para autorizar el trámite solicitado conforme a la interpretación aquí presentada en los términos de los artículos, 12, 13, 16 fracciones I. y XIV. Y 40 del Reglamento del Registro Civil del Distrito Federal, con relación a las facultades que le concede al artículo 35 del Código Civil para el Distrito Federal.

 

Es importante señalar que todas las familias que solicitaron la celebración del acto en comento, cumplen con los requisitos del trámite denominado “Reconocimiento de hijos” comprendido en el apartado titulado “Registro de Nacimiento derivado de Reconocimiento en el Manual del Registro Civil del Distrito Federal, los artículos 58, 62 del Reglamento del Registro Civil del Distrito Federal, así como los artículos 361 y 369 del Código Civil para el Distrito Federal y de conformidad al artículo 42 del Reglamento en comento.

 

Para realizar, salvaguardar, garantizar plenamente los derechos, obligaciones y seguridad jurídica tanto de hijos, como de familias homoparentales, es aplicable lo contenido en el artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los artículos 11 y 19 de la Ley para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, el artículo 5 de la Convención sobre los derechos del niño, del que México es parte y al que se somete esta Institución de conformidad al artículo 133 de nuestra Carta Magna y demás correlativos y aplicables en los multicitados ordenamientos.



[1] “Esta Constitución, las leyes que de ella emanen y todos los Tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el Presidente de la República, con aprobación del Senado, serán la Ley Suprema de toda la Unión. Los jueces de cada Estado se arreglarán a dicha Constitución, leyes y tratados, a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en las Constituciones o leyes de los Estados.” Artículo 133 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

[2]Principios 1 (El derecho al disfrute universal de los Derechos Humanos), 2 (Los derechos a la igualdad y a la nodiscriminación) y 24 (El derecho a formar una familia). Principios de Yogyakarta, presentados ante el  Consejo de Derechos Humanosde la ONU en Ginebra, el 27 de marzo de 2007

 

[3] Artículos 4, 7 y 8 de la Convención sobre los derechos del niño, los artículos 3, 16 y 22 de la Ley para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

 

[4] “El acta de nacimiento contendrá el día, la hora y el lugar del nacimiento, el sexo del presentado, el nombre o nombres propios y los apellidos paterno y materno que le correspondan; asimismo, en su caso, la razón de si el registrado se ha presentado vivo o muerto y la impresión digital del mismo. Si se desconoce el nombre de los padres, el Juez del Registro Civil le pondrá el nombre y apellidos, haciendo constar esta circunstancia en el acta”. Artículo 58 del Código Civil para el Distrito Federal.

 

 

[5]“…

 La filiación en el caso de hijos nacidos dentro del matrimonio o concubinato del mismo sexo, se compondrá atendiendo el artículo 58 del Código Civil para el Distrito Federal, asentándose el nombre de la madre contenida en la certificación de nacimiento. Para el caso de registros de nacimiento derivados de adopción del mismo sexo, la filiación de asentará conforme lo ordenado por el órgano jurisdiccional, ante la omisión del señalamiento del orden de los apellidos, los padres lo eligirán de común acuerdo”. Artículo 46 del Reglamento del Registro Civil del Distrito Federal.

 

[6] “ […] el papel de la mujer en la procreación no debe ser causa de discriminación" (Preámbulo), Artículo 1 “ la expresión "discriminación contra la mujer" denotará toda distinción, exclusión a restricción basada en el sexo que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil”

Artículo 5 (Obliga a los estados parte) “ […] modificar los patrones socioculturales de conducta de hombres y mujeres, con miras a alcanzar la eliminación de los prejuicios y las prácticas consuetudinarias y de cualquier otra índole que estén basados en la idea de la inferioridad o superioridad de cualquiera de los sexos o en funciones estereotipadas de hombres y mujeres”, Artículo 16,  Inciso C “ […] Los mismos derechos y responsabilidades como progenitores, cualquiera que sea su estado civil, en materias relacionadas con sus hijos; en todos los casos, los intereses de los hijos serán la consideración primordial;” Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, México 1981 (Ratificación).

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Contacto

 

Tel: +52 (55) 5581-5600 y +52 (55) 2680-6273

E-mail: asesoria@boe.com.mx

Web: http://www.facebook.com/BufeteOE